Por Robert Veras.-¿No es incorrecto aceptar que los sacerdotes que supuestamente deban abstenerse de tener relaciones sexuales, una condición requerida por el Vaticano, no están buscando gratificación en otro lugar?

¿Cuán ingenuas son las sociedades que creen que es una situación sostenible?

A medida que los niños crecen, es responsabilidad de los padres proporcionarles un ambiente de bienestar y de sus necesidades básicas, pero algunos padres parecen olvidarlo cuando las cosas se le ponen un poco difícil.

Cuando la gente cambia su patrón de vida por el camino de acciones incorrectas, como las drogas, el alcohol, los juegos de azar, las dificultades financieras, el divorcio, etc., crean estrés y vulnerabilidad para aquellos a quienes amas, especialmente a los niños que son blancos fáciles.

El abuso infantil es imperdonable y muchas gentes están descubriendo que algunos sacerdotes de las iglesias católicas son pedófilos.

El encubrimiento dentro de la organización ha sido extenso con los obispos y los cardenales que mueven a pedófilos conocidos alrededor de la parroquia donde continúan abusando y molestan a niños.

Esto no es exclusivo de nuestro país hay casos en casi todos los países donde pasa los mismos, y creo que estas acciones se deben clasificar como asesinato.

El maltrato infantil y las acciones contra las víctimas son imperdonables, pero Las organizaciones que apoyan a los perpetradores son protegidas por los gobiernos.

Casos aislados han sido tratados por los tribunales judiciales y los sacerdotes están cumpliendo sentencias de cárcel por el abuso sexual a niños, pero no son suficientes.

Las tácticas y mentiras inteligentes de los miembros del clero han dejado a muchos frustrados y gravemente dañados.

Ningún niño volverá a casa gritando “He sido violado por un sacerdote”.

Los niños pequeños ni siquiera saben lo que significa la violación.

La pregunta es ¿por qué se permite que estas instituciones continúen y por qué la gente todavía las apoya?